La Gran Logia de Veracruz pide a SEGOB “llamar la atención” al Obispo de Veracruz

martes, 15 de enero de 2013

La Gran Logia de Veracruz pide a SEGOB “llamar la atención” al Obispo de Veracruz


El Gran Maestro de la Gran Logia Masónica Veracruz, Luis Alberto García Leyton, exigió a la Secretaría de Gobierno un “llamado de atención” al Obispo de la Diócesis de Veracruz, Luis Felipe Gallardo Martín del Campo, por criticar a quienes se oponen a la reforma al artículo 24 Constitucional.

“Por parte de la Secretaría de Gobernación debe de haber un llamado de atención, porque los momentos actuales de México no resisten para que un líder religioso critique a otros religiosos, porque se vendría una confrontación”, señaló el Gran Maestro.

A decir de García Ley ton, este tipo de situaciones no deben repetirse por parte de jerarcas católicos, “nos toman como un mal ejemplo de ciudadanos y critican a los protestantes y se les olvida de que las iglesias protestantes son también cristianas, se les olvida que tiene más de 500 años que se generó ese tipo de actitudes como la del señor Obispo de Veracruz.”

El entrevistado dijo que si bien es cierto el Obispo puede “hablarle a la grey católica dentro de los templos, pero las ley es mexicanas no le autorizan a criticar ni a los ciudadanos ni a la Constitución, es decir, tomar en sentido peyorativo a los masones, ni a los protestantes, ni ninguna asociación”.

Luis Alberto García precisó que el ser masón no es “ser una persona negativa, sino todo lo contrario, porque los masones somos gente que siempre ha luchado por las libertades, omitió el señor Obispo omitir que antes de las ley es de reforma no existía libertad religiosa”.

En días pasados, el Obispo de Veracruz calificó como “gente desenfocada” a las personas que han protestado en los últimos meses contra el proy ecto de reforma al artículo 24 de la Constitución, y defendió la propuesta para que haya clases de religión en colegios pagados con recursos del gobierno.

El prelado estalló contra los integrantes de las distintas asociaciones civiles y las iglesias evangélicas que se movilizan y que han levantado la voz contra la pretensión de la Iglesia católica de meterse en asuntos educativos. Acotó que los cambios en lugar de darle privilegio a la Iglesia católica eleva a un derecho humano la libertad religiosa, pero ellos, los que protestan, no lo han comprendido porque están en “el pasado” protestando por la libertad de culto, “que es algo distinto”.



Te gusta?