NEWSLETTER

La fundación de Cumaná

viernes, 26 de noviembre de 2010

por el Hermano José Miguel Salas Mejías desde Venezuela
En mi opinión, la fundación de Cumaná fue la más gloriosa hazaña llevada por los españoles en tierras americanas. Bajo el auspicio del fraile Pedro de Córdoba con Fernando Aragón, el católico, Rey de España. La fundación de Cumaná esta íntimamente ligada a la vida y obra de fray Pedro de Córdoba; él ejecutó las tres expediciones para fundar a Cumaná, estas fueron calificada por el historiador sacerdote jesuita Hernán González Oropeza, Bartolomé de las Casas, nos narra en su obra "La Historia de Indias" todo lo relacionado con la fundación de Cumaná dice: " Entretanto se aparejaban de espacio el todo, los religiosos que habían de ir, los bastimentos y aparejos para edificar la casa y todo lo demás que habían de llevar y como y donde habían de poblar, deliberó el siervo de Dios "enviar primero tres religiosos a la tierra firme, como verdaderos apóstoles para que solo entre los indios de la parte donde se echasen, comenzasen a predicar y tomasen muestras de la gente y de la tierra, para que todo avisasen y sobre la relación que ellos hicieren, lo demás ordenar".
Los primeros expedicionarios escogidos por Pedro de Córdoba, fueron Antonio de Montesinos, Francisco de Córdoba y el lego Juan Garcés. Se dispuso de un buen navió que pusieron a su orden los oficiales del Rey en la Española hoy República Dominicana. Partieron en septiembre de 1513 rumbo a la que se iba a llamar Cumaná, cuyo trayecto ya era conocido y estudiado en los viajes cortos de Colón y otros viajeron, que habían visitado estas costas.
Según nos dice Bartolomé de las Casas y corroboran las cédulas reales que son las únicas pruebas probatorias que se conocen; en este sentido la cédula real del 28 de mayo de 1513, que entregó Pedro de Córdoba al almirante don Diego Colón expresa lo siguiente: "El Rey. Don Diego Colón, nuestro almirante visorey , a nuestros jueces oficiales, ya sabéis como el devoto padre fray Pedro de Cordoba, vicario de la orden de Santo Domingo en la Española va conciertos números de frailes a tierra firme, y en el despacho que para su ida se les dió vos mande que dentro de un año después. Fechada en Valladolid, a XXVIII días del mes de mayo de mil quinientos trece. Yo el Rey. Por mandato de su Alteza, Lope Conchillos, señalada del Obispo.
Esta misma cédula real, sirve para probar que la primera misa en la tierra firme de que se tenga noticia la ofició Pedro de Córdoba en estas tierras, por ser sacerdote, además de ser fraile franciscano que quedoó al mando de aquella primera expedición, porque el dominico Montesinos se quedo en Quisqueya isla de Puerto Rico para ese entonces, gravemente enfermo. No se puede dudar estos hechos narrados por las Casas, comprobado en documentos y cartas que lo certifica.
Conformada la primera expedición a tierra firme, como lo narra las Casas y otros cronistas de Indias; en un texto que ha traído controversias y suspicacia a los estudiosos de la historia, y forma parte de los documentos insoslayables de la llamada fundación de Cumaná: "Llegados a la tierra firme, salieron en cierto pueblo que por inadvertencia no procuré saber, cuando pudiera, como se llamaba; él debía ser, según me imagino, la costa de Cumaná abajo lo que se conoce hoy los Bordones y los Altos de Santa Fe.
Los indios los recibieron con alegria y les dieron de comer y buen hospedaje, a ellos y a los marineros que los llevaron y después que los marineros descansaron, tornáronse a esta isla, de donde los oficiales del rey los habían enviado.
La región era habitada por indígenas de procedencia, probablemente Chaimas y por Guaqueríes, que también habitaban la isla de Margarita, y que según Humboldt cuenta sobre los relatos de los indígenas con los que habló, estaban emparentados con los Waraos y hablaban una forma del idioma warao.
Cumaná etimológicamennte, significa "ciudad donde nace el sol" el 03 de octubre de 1520, un grupo de indígena, liderizados por el cacique Maragüey, se alzo con violencia: destruyeron el conventos de los Franciscanos y mataron los frailes que se hallaban en dicho sitio.
Cuando la noticia llegó a Santo Domingo, la real audiencia envió a Gonzalo de Ocampo al frente de un grupo de soldados, con la misión de pacificar la zona a como diera lugar. Gonzalo de Ocampo hizo diversas entradas contra los indígenas, apreso y ajustició a un buen número de ellos, y comenzó a contruir una fortaleza y a poblar, que él llamo "Nueva Toledo".
A la sombra de la fortaleza, los franciscanos rehicieron su convento. En él se hospedaría el padre de las Casas, que andaba denunciando los abusos contra los indígenas. Nuevos alzamientos de los indígenas y el fuerte terremoto de 1530 echaron por tierras las fundaciones españolas, retrasando el establecimiento definitivo de la naciente Cumaná.
En 1562, Montesinos levantó sobre las ruinas de la Nueva Toledo de Ocampo otra ciudad a la que bautizó "Nueva Córdoba" tampoco duro mucho tiempo. Finalmente, en 1569, el conquistador Diego Fernández de Zerpa estableció el asentamiento definitivo de la ciudad que bautizó Santa Inés de Cumaná, nombre que habría de perdurar hasta el presente.

Copyright © 2009 - 2014 | Diario Masonico & APMR. All rights reserved.

Diario Masonico | Asociado a la APMR (Agencia de Prensa Masonica), la mas grande estructura informativa de caracter masonico en el mundo.

  © Free Blogger Templates Columnus by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP