Mensaje de Año Nuevo del Gran Maestro de la Gran Logia de Chile

martes, 30 de diciembre de 2014

Mensaje de Año Nuevo del Gran Maestro de la Gran Logia de Chile


Al iniciarse un nuevo año, debemos meditar con mucha responsabilidad las tareas que debemos asumir. Desde luego en lo interno, hay que reforzar la docencia y hacer más sólido cada vez el compromiso con los ideales que nos convocan y nos hacen persistir en la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad como marcadas aspiraciones en torno a nuestra sociedad.

No debemos olvidar que debemos seguir luchando por una educación pública laica, gratuita y de calidad, que sea el efectivo instrumento de movilidad social que permita enfrentar la vergonzosa situación de distribución del ingreso que prevalece en Chile. Queremos más Estado en educación, porque eso permitirá protegerla como el bien común que es, y no necesariamente el patrimonio de grupos económicos o religiosos. Queremos más calidad en la educación, y eso debe provenir de las políticas e instrumentos que provea el Estado en el espíritu de la Constitución de 1925: ser el responsable de la educación que recibimos.

Tenemos también la tarea de defender una reforma laboral que efectivamente equilibre las relaciones en las empresas y permita que se produzca más justicia y equidad, como bases para poder lograr mejores resultados productivos. Hay que proteger el empleo y los salarios, pero también las condiciones más justas para negociar las situaciones laborales. Creemos en que la fraternidad debe cumplir un rol activo en una mirada moderna, integradora y creativa sobre el mercado laboral.

Hay muchas tareas que deben comprometernos y que deben ser discutidas en el seno de las Logias para educarnos en torno a las temáticas que correspondan. y para tener todos una opinión informada y relevante, así propiciando una discusión de nivel apropiado. El análisis debe centrarse en Chile, su futuro y el futuro de nuestros niños y jóvenes hoy amenazado por la desigualdad y la falta de oportunidades. Debemos exigir de las autoridades una discusión del nivel que corresponde a los serios y decisivos problemas que vive Chile y que han de ser enfrentados con grandeza y patriotismo.

UN MENSAJE DE AÑO NUEVO MARCADO POR LA PREOCUPACIÓN POR CHILE, PERO TAMBIÉN POR EL OPTIMISMO DE LOS MEJORES DÍAS QUE SEREMOS CAPACES DE CONSTRUIR EN EL ESPÍRITU LAICO, EN PRO DE LA LIBERTAD, IGUALDAD Y FRATERNIDAD.


Luis A. Riveros
Gran Maestro
Gran Logia de Chile


Te gusta?