IX Reunión de los Soberanos Gran Comendador de América del Sur

viernes, 25 de julio de 2014

IX Reunión de los Soberanos Gran Comendador de América del Sur


Los Soberanos Grandes Comendadores en representación de sus Supremos Consejos participantes en la IX Reunión de Soberanos Grandes Comendadores de América del Sur realizada en la Ciudad de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia entre el 29 y el 31 de mayo de 2014, acuerdan:


  1. El Rito Escocés Antiguo y Aceptado es un sistema estructurado de Grados basado en altos valores éticos y morales que postula una vía de evolución constructiva para la Humanidad de carácter espiritual, material y social. Su alto contenido humanístico plantea la preservación de las condiciones de vida basadas en el mutuo entendimiento, la tolerancia y la libertad de pensamiento.
  2. Como Institución de antiguas raíces históricas, el Rito Escocés Antiguo y Aceptado manifiesta su inquebrantable compromiso con las condiciones de vida en que se desenvuelve el Hombre y su entorno y por ello procura estimular y defender la prevalencia del respeto a las diferencias culturales basado en las aspiraciones de justicia social y elevación moral de nuestros pueblos bajo la hegemonía del Estado de Derecho.
  3. Los Supremos Consejos postulan como prioritario para tales nobles objetivos que las naciones contemporáneas, y especialmente en Latinoamérica, establezcan como prioridad de sus acciones y programaciones a la Educación laica, gratuita y obligatoria de carácter Humanista, Universal y Científica que permita a sus ciudadanos acceder libremente a los recursos sociales y del conocimiento requeridos para la consecución de tan importantes metas. De esta manera, los Masones, como liberadores ideológicos, desde nuestra formación y estando capacitados por la Orden, debemos llevar nuestra forma y contenido para incorporar los valores e ideales de Igualdad, Libertad y Fraternidad a la sociedad.
  4. En consecuencia, los Supremos Consejos de Sur América ven con gran preocupación el notable curso que está transitando la Humanidad en la vida moderna, donde se observa la pérdida creciente de los valores fundamentales del ser humano, poniendo en peligro las condiciones morales y la supervivencia misma de la especie humana.
  5. En tal sentido, los Supremos Consejos manifiestan su apoyo y aliento a aquellas iniciativas de carácter humanista, científico y ciudadano que permitan dilucidar con responsabilidad la búsqueda de los caminos adecuados para enfrentar tal crisis contemporánea en correspondencia con las cualidades esenciales de la vida que deben ser preservadas y desarrolladas en un régimen de Justicia y Tolerancia.

Te gusta?