MENSAJE ANUAL 2012 – 2013 | Supremo Consejo del Grado 33 para la República de Cuba

domingo, 20 de enero de 2013

MENSAJE ANUAL 2012 – 2013 | Supremo Consejo del Grado 33 para la República de Cuba


El Supremo Consejo del Grado 33 para la República de Cuba retoma hoy el mensaje a sus miembros. Como cada enero, es nuestra responsabilidad, como Soberano Gran comendador, dictado así constitucional y tradicionalmente comunicar a nuestros hermanos el quehacer de un año de labores y resultados. 

Luego de haber sido electo Teniente Gran Comendador en 2011, y Soberano Gran Comendador en 2012, nos deparó ello la ardua tarea de encausar, no un nuevo camino, sino el ya iniciado anteriormente pero traducido en un nuevo escenario en nuestra masonería y nuestra sociedad. 

Cierto es, y conocido por todos que cada entorno social, y en especial este tan acuciante en que vivimos, es efecto ineludible hacia cualquier grupo humano. El nuestro, este que se debatía y se debate dentro del cambio, ha resultado ser una especie de forcejeo con viejos modelos, métodos y tendencias de trabajo que honrosamente nos ha tocado liderar, y que estamos seguros, siempre podrán ser mejor mañana. 

La posibilidad de encabezar esta eterna batalla hacia un futuro promisorio ha sido una incalculable experiencia. Y aunque hemos recibido el apoyo de muchos hermanos escocistas, hemos quedado a la espera de otros tantos. Tenemos la absoluta fe en ese reencuentro con el sentido de pertenencia en nuestros cuerpos y la confianza en este Supremo Consejo.

Este año de trabajo no ha sido más que la continuación del bregar comenzado dos años atrás. Nuestra directiva se propuso, y aún mantiene el objetivo, diseñar una estrategia de trabajo sistémica y concéntrica, dirigida esencialmente a avanzar en diferentes frentes o sectores dentro de nuestra organización, esperando a su vez que este sea el sentido de posteriores mandatos. 

Gestión de la Información y las Comunicaciones

En el transcurso de estos doce meses que recién ha culminado nos hemos propuesto continuar con el desarrollo organizativo general del funcionamiento de la oficina, a fin de mejorar las gestiones que en ella se realizan. En este sentido se han actualizado los registros y datos necesarios. Debemos destacar en ello el desempeño de nuestros hermanos que en este complicada empresa han laborado. 

Por otro lado, constituye un escalón comunicacional importante la continua gestión a través de las sistemáticas visitas a las provincias (Pinar del Río, Artemisa, Mayabeque, Matanzas, Sancti Spiritus, Bayamo, Holguín, Santiago de Cuba y Guantánamo) mediante las cuales se ha promovido la organización y flujo del trabajo, dentro de ellas y hacia la sede de nuestro Supremo Consejo. 

Desde el punto de vista de la intercomunicación de nuestra potencia con el mundo profano, se ha accedido a varias entrevistas con órganos de prensa, investigadores y estudiosos extranjeros y nacionales, interesados en conocer la situación y realidad de la Masonería en Cuba, y especialmente de nuestro Supremo Consejo del Grado 33. Hemos recibido, y accedido a varias invitaciones, de asociaciones no gubernamentales como el Homenaje al aniversario 165 de la presencia China en Cuba; así como del Cuerpo Diplomático acreditado en nuestro país. Estas solo son muestras de la política que hemos decidido asumir debido al rol social que nuestra potencia debe jugar, y en vistas a potenciar la interacción con esa sociedad que tanto necesita de nuestros hombres. 

Gestión Administrativa

En el período en cuestión, se ha seguido la actualización de nuestro Supremo Consejo, como parte del relevo generacional. En dicho tiempo, se pasaron a Emérito 56 G.I.G. de la Orden que arrivaron a 80 años o más. Fueron exaltados 37 hermanos, cuyo promedio de edad es de 56 años. Además de ello, se han actualizado todos nuestros Delegados y Diputados Provinciales, lo que garantizará el sentar las bases para el adecuado trabajo futuro del Supremo Consejo. Estos cambios han alcanzado además a la Alta Cámara del Rito, donde ya se ha iniciado un proceso de renovación. 

Lamentablemente, en medio del arduo trabajo y sus resultados, hubo de ratificarse la expulsión del G.I.G. Luis Alfredo Reyes Fonseca, 33º, a tenor del Tratado de Paz y amistad con la Gran Logia de Cuba, así como expulsar por actitud indecorosa al G.I.G. José Manuel Gómez Cartaya, 33º. 

En términos generales al cierre del 2012 el Supremo Consejo creció en 68 escocistas en comparación al año anterior, actualmente desglosado de la siguiente manera: 

Grados 33 --------------------------------------------------286 miembros
Consistorios------------------
---------------------------- 1,035 miembros
Consejos de Caballeros Kadosh------------------------
-- 606 miembros
Soberanos Capitulos Rosa Cruz-------------------------2
,103 miembros
Sublimes Logias de Perfeccion independientes-------- 252 miembros
 
Para un total de 4, 282 escocistas en todo el país.

En otro orden, después de varios años de espera se logró la autorización para la apertura de seis cuerpos (cinco en la provincia de Pinar del Río y uno en Cárdenas), después de las gestiones pertinentes con los niveles correspondientes del Ministerio de Justicia. 

Desde el punto de vista material, se mejoraron las condiciones de trabajo de los hermanos que laboran en nuestra sede de Jovellar, y para todos en sentido general. Se destaca el mantenimiento general a la edificación, y el trabajo realizado en el Salón de Actos y en el Salón de sesiones del Grado 33. En este mismo sentido, hemos tratado de mejorar en lo posible el antiquísimo parque informático, a pesar de los pocos recursos con que contamos, así como el mobiliario. Este último se logró mediante reparación y reincorporación al uso de muebles rotos amontonados por varios años.

Ya fuera de nuestras paredes, se ha continuado el trabajo y sus gestiones para la mejora del Asilo Nacional Masónico “Llansó”, con un levantamiento general a su estado constructivo. Para ello, nos hemos reunido con las instituciones estatales con posibilidades para ayudarnos. En algunos casos nuestras solicitudes fueron atendidas mediante posibilidades de solución; en otros nada se ha podido resolver a pesar de nuestra insistencia, tal es el caso de la pavimentación cuyo estado actual pone en peligro la integridad física de nuestros ancianos a pesar de contar con el presupuesto para su cumplimiento, llevamos más de dos años a la espera de la Empresa de Viales. Algo similar nos ha sucedido con la Oficina del Adulto Mayor, a la que solicitamos el arreglo de las deterioradas camas, así como las puertas y ventanales y nada se ha materializado a pesar de las numerosas visitas que su representación ha hecho a nuestro enclave. 

Debemos reconocer la ayuda que de manera espontánea han realizado un grupo de hermanos aglutinados en los Proyectos Espejo y Vicente Antonio de Castro; Los primeros, por sus varios trabajos fraternales convocados para chapea y saneamiento de algunas áreas del lugar; los segundos por el aporte de personal médico que nos apoye además del importante diseño de proyecto propuesto para la reparación constructiva del mismo, del cual tomaremos referencias para unido a un proyecto anterior lograr una mejor estancia de los allí albergados. Esperemos que de todos nuestros hermanos salga la solución para la preservación de ese histórico legado que aún conserva la masonería en Cuba.

Eventos 

Respondiendo a la necesidad perentoria ya aludida de insertar definitivamente nuestro trabajo como institución en el discurso de nuestra sociedad de hoy, nuestra potencia llevó a cabo el 1er. Simposio Internacional Masonería e Integración en la Sociedad Actual, luego de varios meses de arduo trabajo, materializando así el sueño de muchos hermanos y haciendo realidad la ya no utópica idea de hacer por nuestro sociedad y nuestro mundo de hoy. Es válido destacar que aún con muy elementales y escasos recursos, incluso contratiempos de última hora, nuestro Supremo Consejo se demostró a sí mismo y al mundo profano que solo es determinante el empeño de los hombres para encaminar y culminar proyectos nobles. Así se palpó entre los organizadores, participantes y asistentes en general, quienes, luego de dos jornadas de debate intelectual de relevancia, fuimos más masones, más cubanos, y más humanos. Entre los participantes foráneos, agradecemos la siempre interesante presencia y palabras de I.H. Gustavo Raffi, Gran Maestro del Gran Oriente de Italia, quién junto a nosotros demostró que la masonería de hoy debe ser un “gimnasio de ideas libres” y no un enjambre de “ilusos salvadores del pasado”, igualmente distintos hermanos provenientes de Supremos Consejos como de Perú, México, Ecuador, Canadá, Costa Rica y Estados Unidos. Cabe destacar además el catering de excelencia ofrecido por los trabajadores de la Sociedad Mi Chin Tan y de la Sociedad Babaria, así como de los propios hermanos de las diferentes comisiones enroladas que nos apoyaron en tal fin. 

En el transcurso del año participamos en otros eventos de calificación histórica. Luego de tres años de espera, se pudo develar la tarja conmemorativa del 150 aniversario de la fundación de nuestro Supremo Consejo, en Santiago de Cuba, en la sede de la Respetable Logia Prudencia No. 2, tiempo que estuvimos a la espera de la autorización por las entidades estatales correspondientes. 

Otro hecho histórico lo constituyó la consagración, después de más de medio siglo, de la Catedral Escocesa de Guantánamo, en espacio cedido por la Resp. Logia Humildad. Asistimos al acto una nutrida comisión conformada por I.P.H. Miembros Efectivos y Supernumerarios de varias provincias del país, así como miembros de los distintos grados. 

Compromisos Nacionales e Internacionales

A fin de alimentar el necesario contacto dentro de nuestra masonería, cumplimentamos numerosas visitas a aniversarios de cuerpos y logias simbólicas a fin de comentar sobre el trabajo de nuestros cuerpos, así como también a la Sesión Anual de la Gran Logia de Cuba, donde se efectuaron las elecciones Generales de Grandes Funcionarios. Accedimos a invitaciones por los Constructores Masones e Hijas de la Acacia. Apoyamos también al Soberano Capítulo Galileo no. 81 en la sesión de reconocimiento realizada al Pasado Soberano Gran Comendador Jesús Luciano Armada Pena, 33º.

Consideramos importante destacar además nuestra visita a la celebración del Aniversario 200 de la fundación del Supremo Consejo para la Jurisdicción Norte de los E. U. A., donde pudimos compartir fraternalmente con los Supremos Consejos del Mundo allí reunidos, pero de manera muy especial con los Supremos Consejos del área, logrando con ello un provechoso reencuentro después de varios años de alejamiento. Aprovechando ese viaje estuvimos en Miami, donde intercambiamos con diferentes hermanos de instituciones fraternales buscando la efectiva unidad dentro del respetuoso campo de la diversidad de ideas sobre esto.

De igual manera vale destacar en este punto la recepción de importantes visitas, entre ellas las del Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo del Grado 33 de Méjico, I.P.H. Manuel Jiménez Guzmán, 33º, acompañado de varios funcionarios, que nos han visitado en más de una ocasión, así como su representante al 1er Simposio, el I.P.H. Inocencio Longoria, 33º; el Soberano Gran Comendador de Guatemala, I.P.H. Estuardo Ordoñez, 33º, acompañado por una nutrida comisión de hermanos, entre ellos el Muy Respetable Gran Maestro de la Gran Logia de Guatemala, I.H. José Domingo Fuentes, 33º, el I.P.H. Marcos D. Ostrander M. 33º, Teniente Gran Comendador del Supremo Consejo del Grado 33 de la República de Panamá, así como hermanos de Costa Rica, Canadá, Ecuador, Perú y Estados Unidos. Igualmente nuestro Teniente Gran Comendador I.P.H. Adalberto Concepción González Hernández, 33º, hubo de realizar una visita de trabajo a la hermana República de Argentina estrechando lazos con el Soberano Gran Comendador I.P.H. Eduardo E. Paradis, 33º.

En el ámbito económico, los ingresos reales fueron superados en $ 13,081.70, sobre ejecución provocada por necesarios gastos realizados en cuanto al mantenimiento y reparaciones a la edificación, la reparación del mobiliario para alargar su vida útil, unido ello a mejoras en las condiciones de vida y de trabajo en la instalación indispensables para la realización del 1er. Simposio que celebramos, aumento en el nivel de gastos en las publicaciones e impresiones y los imprescindibles viajes para tocar de cerca nuestra realidad escocista en aras de mejorarla.

Parte de los gastos incurridos que se comparten con la Resp. Logia Washington están en proceso de recuperación, y nos evitaran nuevas erogaciones en el presente año, en todo lo cual se revitalizaría en todos un mejor control.

Solo nos queda, luego de este escueto resumen, agradecer a todos y cada uno de los escocistas de este Supremo Consejo, sobre todo a aquellos que no han escatimado ante nuestro llamado para hacer posible, entre todos, vivir un hoy mejor que el ayer, y enrumbar un mañana colmado de algo más que nuestras ganas. Llegue a todos con un fuerte abrazo las felicitaciones por el año que comienza, y con nuestra afectuosa palabra el llamado a hacer de nuestra filosofía una práctica constante hacia el futuro. Como culmináramos en nuestra edición anterior, recordemos siempre que “No se requieren nuevos hombres para enfrentarlo, pero sí que los que ya estamos seamos mejores”. 

Muchas Gracias. 

I.P.H. Lázaro Faustino Cuesta Valdés, 33º
Soberano Gran Comendador
 
 
Te gusta?