Enrique Peña Nieto cuenta con 100 días para recuperar la esperanza de los mexicanos

domingo, 18 de noviembre de 2012

Enrique Peña Nieto cuenta con 100 días para recuperar la esperanza de los mexicanos


Esperan los masones que en los primeros cien días del próximo presidente de México se recupere la esperanza de que se podrá revertir la herencia maldita de 8 millones de desempleados, 15 millones en el subempleo, la muerte de cien mil mexicanos y desplazamiento de 300 mil por la fallida guerra calderonista al crimen. Jaime Chalita Zarur, presidente nacional de la Federación de Logias Mexicanas, dijo que existe expectación entre los masones mexicanos, por el próximo inicio del periodo presidencial que iniciará el priísta mexiquense Enrique Peña Nieto el 1 de diciembre de 2012, por el pesado lastre de la herencia devastadora de 12 años de aprendizaje panista. "Recuperar la confianza de los adoloridos mexicanos será posible, única y exclusivamente con acciones que restauren la credibilidad en las instituciones en un lapso de cien días, como estrategia que fortalezca la unidad nacional en la restauración del Estado de Derecho en todos los niveles: Económico, político y social", observó Chalita Zarur.



Las cifras de la ignominia son crueles, seña{o el dirigente masón, al referir la información del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), de que se integraron en 2012 al subempleo 763 mil mexicanos, para sumar 15 millones en total, con base en la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). A la precarización del empleo se suma el desempleo estimado por organismos internacionales en poco menos de 9 millones de personas, que proyecta el fracaso de la política lacayuna al dictado de las transnacionales en detrimento de las pequeñas y medianas empresas generadoras de empleo, subrayó el presidente nacional de la federación de Logias Mexicanas. Un entorno económico que incide en lo social, con los altos índices de criminalidad llamado "común" y una reserva de mano de obra para el llamado "federal" denominado eufemísticamente crimen organizado, con la agravante de renunciar a los funcionarios federales que se atreven a reconocer la infiltración criminal en las estructuras policiacas, indicó.

Una referencia directa al "despedido" José Cuitláhuac Salinas Martínez, Subprocurador Especializado en Investigación contra la Delincuencia Organizada, quien había señalado que se realizaban investigaciones internas por sospecharse vínculos con el cartel de Sinaloa.

La danza de las cifras en la fallida guerra contra el crimen organizado, cubren un abanico de los 90 mil a los más de 300 mil asesinados, con cerca de 20 mil desaparecidos y 300 mil desplazados de sus lugares de origen a otras partes del país o al extranjero, observó el dirigente liberal mexicano. Un crimen organizado que goza de impunidad como el asesinato el 14 de noviembre de 2010 del neoleonés Alejo Garza Tamez, al enfrentarse a los Zetas para defender su rancho o las irresolubles fosas clandestinas a lo largo y ancho de la República, con la muerte de migrantes o mexicanos que se trasladan por las carreteras nacionales, apuntó.

Un panorama desolador, es cierto, en donde los mexicanos "esperamos que el cambio de administración el 1 de diciembre, muestre los indicios que recuperen la esperanza. Y los primeros cien días de Peña Nieto, son cruciales para saber si podemos rescatar nuestro destino como seres humanos y como nación", concluyó Jaime Chalita Zarur.


Fuente: Arcano Político

Te gusta?